Qué es barato y qué es caro en una pantalla LED

balance-galets.jpg

Cuando nos preguntan por el precio de una pantalla LED nos hemos encontrado con una respuesta recurrente: “Eso es muy caro, las he visto por la mitad”.

¿Realmente es así? ¿O son las otras las que son demasiado baratas?

Esto se debe al desconocimiento. Las pantallas LED es un artículo que se ha empezado a generalizar recientemente, y la creciente oferta está confundiendo a los clientes. Lo explico con un ejemplo:

Ahora para Navidad, mucha gente compra langostinos para las cenas familiares. ¿Cuánto cuesta una caja de 1kg langostinos? Todo el mundo sabe que entre 15 € y 20 € es más o menos su precio normal. Entonces descubres que en un hipermercado la venden por 6 €. Automáticamente piensas que algo les debe pasar para costar tan baratos.

Pues con nuestras pantallas LED ocurre lo mismo. ¿Es el precio de las pantallas de bajo coste el normal y nosotros vendemos caro? ¿O es nuestro precio el normal y las otras son baratas porque les pasa algo?

El factor más importante para determinar el precio es la calidad del LED. Un LED deficiente necesita estar a la máxima potencia para conseguir un brillo aceptable, lo que hace que se caliente demasiado y se queme muy pronto. Las pantallas con este tipo de LEDs empiezan a romperse a los dos o tres meses. Nuestros LEDs son de alta calidad, por lo que no se sobrecalientan al ponerlos al máximo brillo, lo que aumenta exponencialmente su vida útil. Tres años llevamos ya con esta tecnología y aún no se ha roto ninguna.

Otro factor que determina el precio de la pantalla es el soporte y/o servicio post venta. Mientras otros proveedores se desentienden una vez hecha la venta, nosotros ofrecemos un seguimiento y solucionamos a la mayor brevedad posible cualquier problema que pudiese surgir.

El tercer factor a tener en cuenta es el Software. Otros proveedores suministran un software genérico de terceros para el control de la pantalla, con el riesgo que eso conlleva. Primero, porque al ser empresas diferentes, no tienen en cuenta ciertos parámetros específicos de la pantalla, lo que hace que no se le pueda sacar todo el partido. Y segundo, cuando es necesario actualizar alguna especificación, lo hacen sin tenerse en cuenta los unos con los otros, lo que puede llevar incluso a que deje de funcionar. Sin embargo, nuestro software es específico para nuestras pantallas, lo que evita cualquier inconveniente inesperado, puesto que todo está totalmente coordinado.

Y por supuesto, entregamos nuestros productos totalmente instalados, configurados y listos para usar.

Existen, además, otros factores, como por ejemplo que lleve o no sensor de luz solar para regular automáticamente el brillo, que los módulos se acoplen perfectamente sin que se aprecien las uniones, etc, que hacen que nuestras pantallas sean realmente baratas en comparación con la competencia.

En calidad/precio no tenemos rival. No dudes en preguntar.